9.10.10

Los TANTALLATAS y los CONSANCHILÓN

LOS TANTALLATAS Y LOS CONSANCHILÓN
DOS GRANDES FAMILIAS CHOTANAS ABORÍGENES

Segundo Rojas Gasco

   El presente capítulo tiene por objeto, resaltar el espíritu patriota y revolucionario de dos familias chotanas aborígenes: Los Consanchilón y Los Tantallatas, establecidas en la región, desde tiempos inmemorables.
Recordemos que el Doctor Francisco Cadenillas Gálvez en su libro Chota en la Historia del Perú, al referirse a la fundación española de Chota, en la página 81 dice:
“El pueblo quedó formado por cuatro tribus vecinas: Julón, Consanchilón, Tantallatas y Acunta.
Ahora bien, enseguida, pasamos a transcribir las informaciones sobre estas dos familias, escritas en dos obras muy conocidas, de los doctores Francisco Cadenillas Gálvez y Jorge Berríos Alarcón, así como también del libro “El pueblo en la Llanura” de los hermanos Juan y Adolfo Vigil Medina.

1. Dr. Francisco Cadenillas, “Chota en la Historia del Perú”
     a) Pedro Tantallatas. (Pág. 93 y 94)
«El año 1777 era Gobernador y Cacique General de los Huambos don Pedro Tantallatas. Las reclamaciones de los comuneros de Chota terminan en este período con el nombramiento de una comisión formada por el mismo Gobernador Pedro Tantallatas y don Isidro Santos Chavil para que fueran ante el Rey de España con el objeto de pedir para Chota autoridades propias y colegios de caciques. Los españoles deseosos de tierras, habían arrojado a los naturales, apoderándose de la región y ejerciendo, después, el dominio político.
Los indios, dueños y señores de la fertilidad del suelo se habían sentido libres siempre, hasta la llegada de los españoles que los sojuzgaron. Por eso, un Tantallatas, es decir, un descendiente de las antiguas tribus de la región, viajó hasta España para pedirle al Rey Carlos III, en nombre de Chota, autoridades propias, los chotanos querían gobernarse solos; El Rey accedió al pedido ordenando al Virrey que se nombraran en lo sucesivo autoridades del lugar. Tantallatas fue confirmado en su título de Gobernador General y, al regresar a la Comunidad, dejó así cumplida una misión que correspondía a un Huambo.
Pocos datos hemos podido recoger de la vida de este caudillo; indio descendiente de la tribu de los Huambos y de la parcialidad de los Tantallatas, radicado en la meseta de Acunta, desde época inmemorial, conservó las glorias de su raza cuyo ideal era: Ser libres.
Su figura no es sólo regional, tiene también un carácter nacional y americano porque él representa un ideal que calurosamente defendieron todos los americanos.
La protesta altiva, la franqueza y la sinceridad del pedido, junto con el viaje hasta España, nos hablan de un hombre y de una raza que no aceptó humillaciones. La comisión demandaba, para su feliz solución, talento y sobre todo corazón; venciendo todos los peligros y obstáculos la misión fue satisfactoriamente cumplida. Gobernaba entonces Carlos III que, comprendió los graves resultados que traería una negativa, accedió al pedido; Tantallatas reivindicó, para el Perú y la América, un derecho. Fue este el primer paso hacia la libertad.
El documento del Emperador no tiene sino las siguientes palabras:
"Acéptese el pedido de los colonos.- Carlos III.- D.G.- "Hispaniurum Rex.- Andrés Ochoa de Amézaga.- Canciller."»
    b) Inocencio Consanchilón (Pág. 106, 107 y 108)
«Todas las provincias cumplieron con el pedido de Torre Tagle, inclusive Chota que juró la independencia el 2 de Enero de 1821, realizando esta proclamación el Alcalde don Inocencio Consanchilón; colaborando eficazmente los Osores en la ciudad; Diego Manuel Orrego en Huambos y los Olano en Tacabamba.
En el mes de Febrero de 1821, el Alcalde Consanchilón, daba lectura en el Cabildo a la siguiente proclama, enviada desde Trujillo, firmada por el General San Martín.
"Ilustres habitantes de Trujillo: Tres siglos de oprobio y opresión gravitaban sobre nosotros, pero sin poder destruir vuestra energía; desfallecidos y entre cadenas, consumiéndose no perdísteis, sin embargo, el sentimiento de vuestra dignidad.
Un hombre para darle el impulso y una ocasión favorable, era todo lo que necesitaba nuestro patriotismo para desplegarse, y, apenas se presentaron aquel hombre y aquella ocasión, cuando disteis a la América un día de placer y un ejemplo de virtud al Universo. "Somos libres", dijo vuestro ilustre jefe y en el instante enmudece y huye la tiranía despavorida. La voz de aquel hijo de la libertad peruana por todo el ámbito del afortunado Trujillo y de acuerdo con sus sentimientos unidos a los de todos sus habitantes mas de cien pueblos proclaman su independencia y así se hace esta gloriosa transformación sin discención alguna, sin licencia, sin ninguno de aquellos excesos tan frecuentes en la historia de la Revolución. La posteridad hará justicia a la prudencia y denuedo del ilustre Torre Tagle no menos que a vuestro patriotismo y a vuestra moderación. No os separéis, pues, de la senda de flores que os ofrecen la unión, la libertad, el orden y la obediencia a las autoridades encargadas de vuestra prosperidad. Seguidla con pasos firmes que ella os conducirá al templo de la felicidad, así como ya lo habéis ido al de la inmortalidad por vuestras virtudes y civismo.”»
Cuartel General de Huaura, Febrero 12 de 1821; segundo de la libertad del Perú, aniversario de la batalla de Chacabuco e independencia de Chile:- José de San Martín.


2. Doctor Jorge Berríos Alarcón.- “Monografía Histórica de Chota”
2da Edición
    a) Pedro Tantallatas (Pág. 272, 273 y 274)
«El nombre de Pedro Tantallatas era un mito. La tradición sólo recuerda su viaje a España en 1777. Pero en la Revista del Archivo General de la Nación. Ed. por el Instituto Nacional de Cultura, No. 4 - 5, correspondiente al año 1975 – 76, el doctor Napoleón Cieza Burga escribe un artículo en el cual da a conocer documentos en los cuales consta la existencia de Pedro Tantallatas y el éxito que tuvo en su viaje a España, al obtener de Carlos III una ordenanza que permite a los naturales de Chota, nombrar autoridades propias. En el mismo año por Real Cédula se reconoce como Gobernador General de los naturales de Chota al cacique Pedro Tantallatas.
El viaje tuvo, pues, como objetivo "reclamar ante el Rey autoridades propias, mejor amparo y protección frente a la misérrima situación y sufrimiento y protestar contra los abusos de los españoles", agrega Cieza Burga.
Por su parte el escritor Carlos Burga Larrea, dice que Pedro Tantallatas era de Sivingán (que significa el que se opone al poderoso, sic) que su nombre significaba pan del pueblo. Agrega que el viaje lo hace en compañía de don Pedro Chavil y de don Inocencio Consanchilón.
En la revista que mencionamos del Archivo General de la Nación, Napoleón Cieza publica otros documentos en los cuales consta que Pedro Tantallatas es llamado como testigo frente al subdelegado del Partido (equivalente a subprefecto de la provincia) don Isidro de la Mata, por el reclamo de la propiedad de un solar en la plaza de armas que hace don Clemente Carguajulca. Consta allí que don Pedro Tantallatas vive en la citada plaza y que "su legítima mujer es doña Lina Sánchez".
Pedro Tantallatas es un símbolo de la época, del indígena y del chotano. Se adelanta a la revolución de Túpac Amaru en 1780. Es un precursor de la Independencia Americana dice Burga Larrea y aún no se le reconoce a nivel nacional.»
    b) Inocencio Consanchilón (¿Cosanchilon? Pág. 274)
«Consanchilón es un apellido indígena, quechua. Indiscutible. Así también lo cita el doctor Francisco Cadenillas en su tesis. Pero Segundo Rojas Gasco ha encontrado en documentos del Centro de Estudios Histórico Militares el de Juan Cosanchilón. Luego ha encontrado partidas de bautizo (no de Inocencio) en donde figura, igualmente Cosanchilón. El cambio puede obedecer a dos motivos:
• La mala ortografía de los encargados de inscribir las partidas. Se ve Guebara con "B" Básquez con "B", en otros casos hasta livertador con “V”.
• A un deseo del personaje a modificar su apellido, tal vez como Tantallatas a Tantaleán.»

3. Hermanos Adolfo y Juan Vigil Medina.- El Pueblo en la llanura (Pág. 7, 31, 32)
    «En el rol de mineros de Hualgayoc existían españoles y peruanos, muchos, firmantes del acta de fundación de Bambamarca. Es notoria la presencia, entre los peruanos, de dos indígenas: Pedro Tantallatas y otro, apellidado Carhuajulca, ambos "propietarios de minas". Hasta aquí, lo de Zárate.
Ahora bien. Tantajulca, Tantayali, Tantallatas, son apellidos aborígenes, autóctonos, nativos de la pachaca Guangamarca. Claro que en aquel tiempo, todo eso fue jurisdicción de Chota. Y eran, sino caciques o jefes, gobernadores o varayoques de los indios del lugar. También Procuradores.
La intervención de Tantallatas y los otros arriba nombrados, la hemos constatado en los archivos de Chala, llevando juicios por tierras durante años y en diferentes justicias y lugares, aún en campos donde moraban escribanos y jueces de S.M.
Estos eran pues indios ricos, con mucho mando en tierras; sobre todo Tantallatas, afortunado y de alcurnia, que vivió no sólo en Bambamarca, sino también en el cerro Gualgayo, Chota, Huambos y Santa Cruz, hace más de doscientos años.
Existen en mi poder documentos escribaniles firmados el 11 de febrero de 1780, que sustentan el alegato de Francisco de Consanchilón "Alcalde Ordinario de Naturales y Principal de las Parcialidades de los forasteros u Originarios de este pueblo...", que reclama la tenencia de una propiedad situada en la plaza de la ciudad de Todos los Santos de Chota, vaca y realenga desde tiempo inmemorial". Dícese realengo de los pueblos carentes de señorío y de los terrenos pertenecientes al Estado, o del predio sobre el que no pesa hipoteca ni censo.
En este documento se hace mención que el predio reivindicado era de don José Guacal y su hermano Cristóbal, cuyos "ascendientes en tiempo inmemorial habían posesionado por razón de comunidad como también es notorio..."; se cita, asimismo, a los herederos de Cristóbal, Rufino Clara y Amelia Guacal, quienes habían perdido su derecho a posesión, "por haber estos gozado del fuero de mestizos, por haberse casado con mestizos y haber pasado a residir en las Estancias de Bambamarca y Tollamac...”
Las acotaciones anotadas en el documento están rubricadas por el Sargento Mayor Joseph González y Zuanes, Juez Subsidiario, por Pedro Tantallatas, Procurador General de Naturales de la Provincia de los Guambos; por el señor “Conde de Valdemar, Corregidor y Alcalde Mayor de Minas del Corregimiento de Cajamarca"
Sería incontrovertible entonces la coetaneidad de los Vásquez, posibles primeros pobladores de Bambamarca, con los Guacal, Wakal o Huacal, ayllu originario principal de Chota.
Si por otro lado, tenemos en cuenta la posesión que tuvieron -de tierras- los cuatro mencionados ayllus que citan el agustino Ramírez, y el cronista Guamán Poma de Ayala en el folio 1078 de un manuscrito del siglo XVI, podemos deducir que los Julón y Consanchilón fueron propietarios de las Pachacas de Guzmango -hoy, Sivingán- y las estancias circunyacentes; los Acunta disfrutaron la pertenencia de la Meseta y alrededores, dónde se levantó el poblado de Chota; y los Tantallatas ocupaban Andasmallu o Andasmayo (río azul, en su derivación quechua), que corresponde a Negropampa actual.
No es aventurado deducir que el ayllu Tantallatas también tuviera "presencia significativa" en Bambamarca, dada su cercanía y vecindad, como queda dicho.
Pienso que la fundación oficial de Bambamarca en el año 1783 o 1784, coincide con los acontecimientos históricos en cuando se refiere a su "delineamiento final", empero, la parcialidad o pueblo, tiene una hermosa herencia indígena, que es motivo de justo y mutuo orgullo para nuestros dos hermanos pueblos: Chota y Bambamarca.»


Firma de Pedro Tantallatas

No hay comentarios:

Publicar un comentario